Consejos de seguridad para dar mantenimiento a las calderas

Aunque las calderas, así como muchos otros sistemas de calefacción, ofrecen una excelente funcionalidad, ventajas y beneficios a la industria y a todos los lugares que cuentan con ellas, es muy importante tener en cuenta que si no se utilizan de manera adecuada ni reciben el mantenimiento requerido, pueden presentar problemas que a la larga podrían llegar a ser un problema de seguridad.

Quienes conocen un poco más acerca de ellas saben que si no se toman las medidas pertinentes, estos sistemas pueden llegar a ser peligrosos, es por eso que las personas encargadas de llevar a cabo las revisiones y mantenimientos periódicos deben ser profesionales en su manejo y tener experiencia con respecto a ellas y los diferentes tipos que existen en el mercado.

Está claro que la razón principal por la que se busca contar con este tipo de artefactos dentro de los diferentes ámbitos, tiene que ver con la necesidad de contar con agua caliente prácticamente en cualquier momento, todo esto especialmente con el objetivo de brindar un buen servicio a los clientes, como en el caso de los hoteles y gimnasios, o bien, a los pacientes y personal médico, como en el caso de las clínicas y hospitales.

Para que una caldera pueda funcionar de manera adecuada y proporciona el calor suficiente para que el agua se mantenga caliente debe alcanzar altos grados de temperatura, pero si no se tienen los cuidados pertinentes y la supervisión adecuada, esta podría en determinado momento llegar a sobrecalentarse, y aunque muchas de ellas se encuentran especialmente diseñadas para liberar la presión en un momento dado, hay ocasiones en que si se superan los límites permitidos, se puede generar un problema.

Por todo esto es muy importante que únicamente las personas autorizadas y profesionales en cuanto al manejo de estos artefactos se acerquen a ellas y las manipulen, por ello a continuación les damos unos consejos para incrementar la seguridad al monitorear una caldera.

  • Traje especial

Es de suma importancia que el personal que opere las calderas no se confíe, a pesar de su experiencia y conocimientos sobre ellas, y que cuando vayan a realizar chequeos o algún tipo de mantenimiento, hagan uso de un traje especial para proteger su cuerpo en caso de algún accidente.

  • Lentes y guantes

De igual manera siempre se recomienda el uso de guantes, ya que inclusive las partes externas de la caldera pueden estar sumamente calientes y causar una quemadura. Tampoco está de más llevar gafas protectoras para que los ojos estén seguros en todo momento.

  • Conocer muy bien el manual de cada caldera

Asimismo, todas aquellas personas que se encuentren a cargo del manejo, revisión y mantenimiento de una caldera deben conocer muy bien sobre su funcionamiento específico, pues aunque muchas de ellas a pesar de sus variaciones trabajan de manera muy similar, siempre es mejor conocer las especificaciones y características especiales que marca el manual. De esta manera estarán aún más preparados sobre el tipo de caldera con el que vayan a trabajar y sabrán exactamente qué acciones tomar para darle mantenimiento, e inclusive que herramienta podrían llegar a necesitar.

  • Avisos y señalamientos

Para evitar accidentes es indispensable colocar señalamientos sobre la ubicación de la caldera y los riesgos al acercarse a ella, ya que de esta manera las personas sabrán que únicamente el personal autorizado puede ingresar en el área en donde se encuentre la caldera. Esto es muy importante para evitar que niños y personas ajenas se acerquen.

  • Fugas

Como parte del mantenimiento preventivo, siempre se debe revisar que la caldera no tenga ninguna fuga, pero en caso de que sí exista una en las calderas, lo que se debe hacer es cerrar el paso del gas para poder repararla de manera oportuna antes de que la avería pueda ser mayor y causar algún problema importante. Este es uno de los mejores ejemplos que podemos mencionar en cuanto a la relevancia de las revisiones periódicas y el mantenimiento preventivo, pues solo de esta manera se pueden detectar a tiempo fallas importantes.

  • Dispositivos de seguridad e indicadores

Muchos de estos artefactos cuentan con dispositivos que la hacen ser más seguras, e inclusive impiden su funcionamiento al detectar que algo no va bien, sin embargo, si estos dispositivos por alguna razón dejan de funcionar o no lo hacen de manera correcta, no pueden cumplir con su función, lo mismo sucede con los indicadores, es por es que durante las inspecciones que se lleven a cabo, el personal encargado se debe dar a la tarea de revisar que estos se encuentren funcionando al cien.

  • Calderas antiguas

Aunque hoy en día estos artefactos se han vuelto más novedosas y menos peligrosas gracias a la tecnología con la que han sido mejoradas, en algunos lugares aún se cuenta con unos que son muy antiguos y que han permanecido en el mismo lugar durante muchos años. Para estos casos hay dos recomendaciones.

  1. Cambio de la caldera. Si de verdad una caldera ya ha estado funcionando por muchos años en el mismo lugar, es importante considerar la opción de reemplazarla por una más actual, pues esto puede evitar problemas futuros, y además se puede disfrutar también de los beneficios que brindan las más actuales gracias a su funcionamiento y tecnología.
  2. Revisiones y mantenimiento continuo. En caso de que la caldera antigua no pueda ser cambiada de momento, entonces lo más aconsejable es que las inspecciones y el mantenimiento preventivo se realicen con mayor frecuencia, y que en ellos se reparen y reemplacen piezas que se considere necesario antes de que estas puedan fallar. Esto es muy importante debido a que se trata de una caldera que ha estado funcionando por mucho tiempo, y por lo mismo puede fallar con mayor frecuencia.

Como podemos darnos cuenta, estos sistemas de calefacción ofrecen grandes beneficios a los lugares que cuentan con ello, sin embargo no se debe dejar de lado la seguridad al tenerlas en determinados espacios. Si desean adquirir uno de estos sistemas, en H2OTEK podrán encontrar una amplia variedad para elegir la que más se adecue a sus necesidades. Para más información los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, ya que además contamos con muchos otros productos para la industria y el hogar, como por ejemplo el boiler solar.