¿Por qué es bueno que los niños tomen baños con agua caliente?

¿Por qué es bueno que los niños tomen baños con agua caliente?

Los niños necesitan de muchos cuidados, entre más pequeños requieren de más atención, en realidad a cualquier edad es preciso estar atento a los detalles. El cuidado no solo es la comida, también a la hora de bañarse. Para que el niño tenga una experiencia buena en el baño, es bueno considerar prepararle agua caliente o tibia, un buen baño de treinta minutos le ayudará bastante.

En H2O TEK puede comprar el equipo necesario para poder calentar el agua. Compre en nuestra tienda en línea, vea en nuestro catálogo los productos que tenemos en existencia.

Las ventajas de bañar a sus hijos con agua caliente

Es posible que sea de las personas a quienes no les gusta tomar un baño con agua fría, quizá a su hijo tampoco. Además, cuando el agua pasa por un calentador de agua ayuda al pequeño a relajarse y disfrutar del baño, no olvidemos que para muchos padres intentar duchar a su hijo les puede resultar complicado, pues es posible que no sea del agrado del pequeño. Pero podemos facilitar las cosas y propiciar un buen ambiente para que tanto el niño como los padres tengan momento más llevadero.

Considere que no solo los adultos pueden beneficiarse de un buen baño caliente:

Relajación

Es verdad que los niños parecen que no se cansan, juegan todo el día, incluso pareciera que no sienten dolor muscular porque los ve ir de un lugar a otro. Claro está que ellos no se sentaran y dirán que sienten tensión muscular o que su cuerpo está demasiado tenso. Sin embargo, ellos también necesitan relajase, quizá no paramos a pesar de que los pequeños también pueden beneficiarse de un tiempo de relajación, esto no es solo para adultos.

Por otro lado, sería un poco complicado poner al niño a practicar yoga, meditación o respiración consiente, por lo tanto, un buen baño caliente es una muy buena técnica que ayudará a darle los beneficios de relajación que se merece. El agua puede estar de tibia a caliente, que no es lo mismo que hirviendo. Además, esto le ayuda a poder descansar mejor, lo que agradecerá pues seguro que después de este baño dormirá con más facilidad.

Da la posibilidad de tener un descanso profundo

Aquí una buena noticia, además de ayudarle a relajarse un buen baño con agua caliente ayudará a su hijo a poder conciliar un sueño largo durante la noche. Resulta que cuando el agua esta tibia esto hace que la temperatura del pequeño aumente un poco, después de terminado el baño el cuerpo vuelve a temperatura ambiente, esto provoca evidentemente un cambio en su temperatura, pues bien, esto hace que el cerebro reciba la señal de que es tiempo de dormir.

Se ha comprobado que aquellos niños que se bañan por la noche logran dormir bien sin despertarse y se despiertan temprano a la mañana siguiente. Por lo tanto, habrá que conseguir un buen Boiler que haga un buen trabajo y que siempre que lo necesitemos podamos tener baños calientes.

Una piel revitalizada

Es verdad que lo bebes y niños pequeños ya tiene una piel suave y tersa, pues bien, una manera de ayudar a que la mantenga así es con los baños calientes, no necesita ser un baño largo, con unos quince minutos puede ayudar bastante. Además, si por alguna razón necesita aplicarle alguna crema ya sea porque esta rosado o necesita humectación extra esta se absorberá mejor.

Efecto sanador

Los niños tienden a caerse constantemente, si eso ocurre además de verificar que no se haya lastimado seriamente un truco que puede emplear es darle un baño tibio. El agua caliente ayudará a que las articulaciones o músculos lastimados del niño se relajen y se desinflamen, esto hará que el dolor que puede sentir disminuya.

Auxiliar para piel áspera

Hay niños cuya piel está un tanto áspera, para ayudarle a devolverla la suavidad y que la sequedad no se profundice puede darle baños de agua tibia con un poco de aceites esenciales, puede ser de coco, almendras o aceite de oliva. Deje al niño un rato dentro del agua para su el cuerpo absorba y asimile las propiedades de los aceites. Cualquier duda puede consultar a su médico pediatra.

Ahora bien, para que su hijo realmente pase un buen tiempo durante su baño, para que pueda moverse libremente, y pueda beneficiarse del agua tibia habrá que regular la temperatura, puesto que si dejamos un ambiente muy caliente puede traer resultados adversos a su piel delicada, recordemos que los bebes y en general los niños pequeños tiene una piel sensible. Por lo tanto, se recomienda que el agua para el baño este alrededor de 37 grados.

Por lo tanto, asegúrese que la temperatura del agua sea adecuada antes de colocar a su bebé dentro de ella. Regule la temperatura del agua que sale directamente del grifo. Si conforme pasa el tiempo el agua se vuelve helada, puede colocar un poco de agua caliente para volver a regularla.

Eso sí, tenga cuidado en mezclar bien el agua para evitar que se queden puntos muy calientes o fríos. En general no deje de checar la temperatura del agua a lo largo de todo el tiempo que dure el baño, así sabrá que su hijo este cómodo y realmente este pasando un tiempo agradable en su ducha.

Ahora bien, si se trata de un recién nacido hasta seis meses podría estar a una profundidad de 8 a 10 cm. Para los bebés mayores, puede llenar la bañera con agua que llegue hasta la cadera cuando el niño esté sentado.

Si bañará a un bebé lo mejor es que tenga el agua caliente ya preparada y no meta a su hijo con el agua corriendo pues esto puede ocasionar cambios de temperatura y afectar la comodidad del pequeño. Organice todo lo que pueda necesitar mientras lo baña para que no tenga que salir del baño y desatenderlo y evitar así accidentes.

Ahora ya sabe cómo un buen baño puede beneficiar a su hijo, y en H2oTek encuentra el equipo que necesita para poder crear el mejor ambiente. Hable sin costo a 800 9 H2O TEK (800 942 6835) para más información.